Tarta de Manzana Inglesa

  • Tarta de Manzana

    Tarta de Manzana

  • Tarta de Manzana con Hojaldre

    Tarta de Manzana
    con Hojaldre

  • Bizcocho de Manzana

    Bizcocho de Manzana

  • Tarta de Manzana con Crema Pastelera

    Tarta de Manzana
    con Crema

  • Tarta de Manzana Americana

    Tarta de Manzana
    Americana


  • "Tarta de Manzana Inglesa"

    Receta de Tarta de Manzana Inglesa





    Te traemos ahora la receta de la típica tarta de manzana inglesa, una tarta diferente a las habituales que conoces, y que allí suelen tomar a la hora del café. Sigue leyendo para conocer el proceso de elaboración.

    Ingredientes para la pasta quebrada:

    - 380 gramos de harina
    - 190 gramos de mantequilla
    - Sal, una cucharada pequeña
    - Agua

    Ingredientes para el relleno:

    - Un kilo de manzanas
    - 115 gramos de Azúcar
    - Misma cantidad de azúcar moreno
    - Harina, dos cucharadas grandes
    - Canela molida, 1/2 cucharada
    - Nuez moscada, 1/2 cucharada
    - Piel de limón rallada
    - Mantequilla, una buena cucharada


    Preparación:

    Lo primero que vamos a hacer de la receta es preparar la masa quebrada. Para ello tienes que batir, mejor si lo haces con la ayuda de unas varillas puestas en la batidora, la harina, la sal y la mantequilla, hasta obtener una masa espesa. Le agregamos un vasito de agua fría, no demasiado para que la masa no se ablande demasiado. Cuando lo hayas añadido, tienes que amasar bien, durante varios minutos, para que la levadura hagas su efecto. Cuando acabes, líala en papel transparente y guardarla en la nevera un rato.

    Nos ponemos a preparar ahora el relleno. Cortamos las manzanas en rodajas sin piel y sin el centro, que podrás quitar con un descorazonador de forma sencilla o bien empleando un buen cuchillo afilado. En un cuenco mezclamos la canela, los dos tipos de azúcar, la sal, la harina y la nuez moscada. Echamos los trozos de manzana y removemos, y lo guardamos también.

    Pon a precalentar el horno a 190 grados, para que cuando terminemos de preparar todo esté a la temperatura deseada. Enciende el horno tanto por arriba como abajo, que es la mejor forma de hornea luego la tarta de manzana.

    Coge la masa de la nevera y las partes por la mitad. Guarda una de las mitades en la nevera de nuevo, la otra la extendemos con la ayuda de un rodillo, ya sea de madera o metálico, el que tengas a mano, hasta dejarla muy fina, de unos tres o cuatro milímetros de grosor. Con ella cubrimos todo el interior del molde que vayamos a emplear, el cual si no es de silicona tendremos que untar en la base y paredes un poco de mantequilla y espolvorear luego harina, para que no se pegue. Cortamos lo que sobre dejando un centímetro aproximadamente de sobrante por todos lados. Pincha con un tenedor para hacer unos agujeritos por la base.

    Rellenamos con la mezcla que preparamos antes y la extendemos por toda la masa, intentando que quede nivelada y cubriendo todo por igual. Repartimos por arriba los trozos de mantequilla y la ralladura de la piel del limón.



    Extendemos la otra mitad de masa que tenemos guardada en la nevera, y con ella cubrimos la tarta por encima. Apretamos por los bordes y cortamos lo que sobre, sellando toda la tarta por todos lados. Mete la tarta en el horno durante unos 45-50 minutos, comprobando antes de sacar que está bien hecha por dentro y doradita por fuera.

    Esta tarta se sirve templada, por si quieres degustarla como se hace de forma tradicional. Esperamos que os guste esta receta.