Tarta de Manzana con Flan

  • Tarta de Manzana
  • Como Hacer Tarta de Manzana
  • Ingredientes Tarta de Manzana
  • Tarta de Manzana

    Tarta de Manzana

  • Tarta de Manzana con Hojaldre

    Tarta de Manzana
    con Hojaldre

  • Bizcocho de Manzana

    Bizcocho de Manzana

  • Tarta de Manzana con Crema Pastelera

    Tarta de Manzana
    con Crema

  • Tarta de Manzana Americana

    Tarta de Manzana
    Americana


  • "Tarta de Manzana con Flan"

    Receta de Tarta de Manzana con Flan


    Toca ahora preparar una original receta, una de las más curiosas tartas de manzana que puedes preparar, ya que le añadimos flan para darle una nueva textura y un sabor diferente. Anímate y pruébala, verás cómo te gusta.

    Ingredientes

    - Un kilo de manzanas Golden
    - Un sobre de flan
    - Un sobre de levadura
    - 1/4 litro de leche entera
    - Azúcar, un vaso mediano
    - Harina, vasito y medio
    - Huevos, 3 de tamaño grande
    - Mermelada para cubrir


    Preparación:

    Empieza colocando en el vaso de la batidora todas las manzanas peladas y troceadas, salvo un par que debes reservar para más adelante, el flan, la levadura, la leche, el azúcar, la harina y los huevos. Batimos perfectamente, hasta obtener una masa lo más homogénea posible, que reservamos para después.

    Precalentamos el horno, para ir adelantando tiempo, lo ponemos a una temperatura de 190 grados, será la ideal para hacer la tarta. Mientras llega a esa temperatura, vamos a preparar el resto de la receta.

    Engrasamos el molde que vamos a usar, con un poco de mantequilla por la base y las paredes, añadiendo un poco de harina por encima. Si empleas un molde de silicona no tienes que hacer eso, ya que son moldes donde no se pegan las tartas. Después vertemos toda la masa dentro del molde.

    Lavamos las manzanas que hemos apartado, las pelamos y cortamos por la mitad y después en finos gajos, los suficientes como para cubrir toda tarta por encima. Coloca los gajos de forma ordenada y formando el típico dibujo de las tartas de manzana, para que tenga esa decoración tan característica.

    Al acabar, introducimos la tarta en el horno durante algo más de media hora, teniendo cuidado de controlar que no se queme por la parte de arriba ni tampoco quede poco hecha por dentro. Cuando veas que el interior ya está listo, pinchando con un cuchillo debe salir limpio, ya la podrás sacar del horno.

    Cubrimos la tarta con la mermelada por toda la superficie, mejor si es mermelada de albaricoque o de melocotón, bien repartida y sólo una pequeña capa, que le dará color y algo de sabor. Deja que se deshaga un poco con el calor residual de la tarta.

    Una vez se haya enfriado del todo, ya la podrás servir para comer. Esperamos que os guste esta rica receta y la disfrutéis.