Tarta de Manzana con Avena

  • Tarta de Manzana
  • Como Hacer Tarta de Manzana
  • Ingredientes Tarta de Manzana
  • Tarta de Manzana

    Tarta de Manzana

  • Tarta de Manzana con Hojaldre

    Tarta de Manzana
    con Hojaldre

  • Bizcocho de Manzana

    Bizcocho de Manzana

  • Tarta de Manzana con Crema Pastelera

    Tarta de Manzana
    con Crema

  • Tarta de Manzana Americana

    Tarta de Manzana
    Americana


  • "Tarta de Manzana con Avena"

    Receta de Tarta de Manzana con Avena


    En esta receta de tarta de queso cambiamos parte de la harina tradicional por harina de avena, para darle un sabor y texturas diferentes. Si te llama la atención la receta, anímate a probarla, te detallamos el proceso paso a paso.

    Ingredientes

    - Manzanas Golden, 4 grandes
    - Azúcar, algo más de media taza
    - Harina, media taza
    - Harina de avena, media taza
    - Mantequilla sin sal, 110 gramos


    Preparación:

    La harina avena es un ingrediente que ofrece un sabor estupendo y una textura muy fina, además de aportar muchos nutrientes al organismo, por lo que es un ingrediente muy completo. Aquí vamos a emplear parte de este tipo de harina para mezclar con harina normal.

    Empezamos a preparar antes de ponernos con la receta. Lo primero es encender en horno y ponerlo a 180 grados, activado arriba y abajo. Elige el molde que vas a usar para hacer la tarta de manzana, engrásalo bien untando margarina o mantequilla en sus laterales y en la base, y luego espolvorea un poco de harina por encima.

    Y empezamos ya con la receta. Pela, descorazona y corta las manzanas en finas láminas, intentando que tengan un grosor similar, y cubre la base del molde con los trozos, sin dejar huecos libres.

    Coloca en un recipiente la harina tamizada junto al azúcar, la mantequilla ligeramente derretida y la avena, y bátelo todo con una batidora o varillas, hasta que nos quede una masa homogénea.

    Cubre la base de manzanas con la masa obtenida anteriormente, dejándola más o menos bien nivelada por todos lados. Hornea la tarta a 180ºC durante una media hora más o menos, comprobando antes de sacar que por dentro no está poco hecha.

    Cuando está hecha la vamos a sacar del horno y dejamos reposar fuera hasta que se enfríe para comerla. Se puede meter en la nevera para comerla más fría, depende del gusto de cada uno.

    Como veis es una tarta que se monta de forma diferente a la tradicional, pero el resultado es muy sabroso, no os arrepentiréis de prepararla.