Tarta de Manzana Alemana

  • Tarta de Manzana

    Tarta de Manzana

  • Tarta de Manzana con Hojaldre

    Tarta de Manzana
    con Hojaldre

  • Bizcocho de Manzana

    Bizcocho de Manzana

  • Tarta de Manzana con Crema Pastelera

    Tarta de Manzana
    con Crema

  • Tarta de Manzana Americana

    Tarta de Manzana
    Americana


  • "Tarta de Manzana Alemana"

    Receta de Tarta de Manzana Alemana





    Esta tarta de manzana tal vez sea una de las más ricas que puedas probar. La tarta de manzana al estilo alemán es una variante que preparan en el país bávaro y que resulta increíblemente rica.

    Ingredientes para la base:

    - Harina, 280 gramos
    - Mantequilla, 125 gramos
    - Azúcar glass, 90 gramos
    - Un huevo grande


    Ingredientes para relleno:

    - 3 ó 4 manzanas maduras
    - Canela en polvo
    - Azúcar moreno
    - Nueces, uvas pasas...


    Preparación:

    Comienza a preparar esta tarta de manzana alemana poniendo en un bol grande la harina junto al azúcar, el huevo, la mantequilla y una pizca de sal. Con ayuda de una batidora de varillas vamos a mezclar todos esos ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. Cuando termines guárdala envuelta en papel transparente en la nevera para que repose y endurezca.

    Cuando pasen un par de horas al menos, saca la masa de la nevera y la pártelas en dos partes iguales. Extiéndelas bien con la ayuda de un rodillo de cocina, hasta que queden bien finas. Escoge el molde que vas a usar, mejor si es redondo, y cubre todo el fondo del molde con una de las partes de la masa.

    Una vez hayas cubierto la base del molde, pela las manzanas y córtalas en finos gajos, cubre toda la base de la tarta con esos gajos. Colócalos de forma ordenada, intentando hacer los típicos círculos con los que se adornan las tartas de manzana normalmente. Espolvorea azúcar moreno por encima de las manzanas, un poco de canela, los trocitos de nueces o uvas pasas.

    Una vez que tienes el relleno completo, coge la otra parte de la masa extendida y colócala encima de la tarta, sobrepuesta sobre la anterior, y cierra los bordes al igual que hacemos con las empanadas, sellándolos.

    Pon tu horno a 190ºC para que vaya tomando temperatura mientras acabamos la tarta. Pinta la tarta por encima con huevo batido y le espolvoreas un poco de azúcar por encima. Pincha varias veces por encima la masa para que al meterla en el horno no se hinche.



    Comprueba que está bien hecha por fuera y por dentro antes de sacarla, y si es necesario déjala unos minutos más, pero es importante que no se queme por arriba ni que quede poco hecha en su interior. Cuando la saques, déjala enfriar del todo antes de comerla. Esperamos que os guste esta estupenda receta.